Informes > CONSTRUCCIÓN > Por temor a nuevas restricciones, apuran obras OBRAS

Por temor a nuevas restricciones, apuran obras

Tras una recuperación de la actividad, después de un 2020 ajetreado, siguen faltando insumos y se acelera la demanda ante los posibles efectos de la segunda ola del COVID19




índice del costo de la construcción



El sector de la construcción venía atravesando una etapa de recuperación tras haber vivido un año de trabas y reveses, como fue el 2020. Apenas las restricciones por la pandemia se levantaron, se volvieron a poner en marcha varios proyectos y la actividad fue retomando su normalidad.

Si bien las obras pertenecen en su mayoría al sector privado, y están destinadas a una demanda de mayor poder adquisitivo (siguen faltando las propuestas para la clase media), la leve reactivación ha sido suficiente para que vuelva el optimismo.

Sin embargo el futuro, una vez más, parece volverse incierto, y las expectativas comienzan a tambalear ante las posibles restricciones que se impongan en pleno crecimiento de la segunda ola de contagios por el Covid 19. Es por eso que se apuran las obras y crece la demanda de materiales para la construcción, lo que está provocando que la suba de precios y los faltantes vuelvan al centro de la escena, como sucedió a fines de 2020.


El mercado

Según diferentes desarrolladoras consultadas por Reporte Inmobiliario, la suba de precios no se detiene y hay escasez de algunos insumos, entre otras cosas, por las trabas a las importaciones que complican no solo al sector de la construcción, sino a varios rubros.

Daniela Pérez de Graffe, directora comercial del Grupo Coria, explicó que “Vivimos un momento donde los materiales para la construcción están con actualizaciones constantes de precios y complicados con algunos faltantes de stock”.

“Todos los materiales han incrementado sus valores por la disparidad del mercado que hemos vivido en estos últimos tiempos. Las fábricas con rotación de personal en turnos y burbujas por protocolo Covid, impactan en la producción de materiales y eso a su vez impacta en el stock de los mismos. El mayor problema que tenemos es con el abastecimiento de hierro”, comentó la directora.

En la misma línea Ezequiel Chomer, director Financiero de Grupo Chomer, dijo que “Los costos para mantener la construcción han ido subiendo mucho, inclusive en dólares, porque el dólar se frenó y el CAC (índice de la Cámara Argentina de la Construcción) ha ido aumentando más”.

A esto agregó: “Algunos materiales han subido inclusive por arriba del costo de CAC, con la excepción del hierro que se mantuvo porque está atado a dólar divisa”.

Más preocupante fue el planteo de Ari Milsztejn, CEO de G70, quien dijo que “Al aumento de precios generado por la diferencia entre el índice CAC que va por autopista y el dólar que va por ruta, se agregó el faltante de materiales incluso acopiados antes de la cuarentena. Hay muy pocos materiales importados, obviamente ninguno con licencia automática, y la oferta nacional es escasa”, dijo.

En este escenario, el CEO se refirió a las medidas tomadas desde el Gobierno para impulsar la construcción, como es el blanqueo de capitales destinados a obras, pero fue categórico en su mirada: “Faltan insumos en línea general, desde el hierro hasta los revestimientos. Si queremos cómo país ser coherentes deberíamos arbitrar los medios entre una medida como el blanqueo que me parece excelente a la hora de generar mano de obra y el permiso para importar los materiales necesarios para hacerla”, comentó.


Planificación, la única salida

En medio de un escenario complicado, con el temor que las obras se cierren nuevamente, los desarrolladores coinciden en que la planificación interna es lo que permite anticiparte a las necesidades y poder cumplir con las entregas.

“Además de mantener una excelente relación estratégica con los proveedores que en nuestro caso nos han acompañado desde un inicio de nuestros proyectos, eso es crucial para poder garantizar la calidad y plazos de entrega de los mismos”, dijo Pérez de Graffe.

Por otro lado Damián Tabakman, presidente de CEDU (Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos) y flamante titular de AdiLatam, Asociación que reúne a los desarrolladores de toda la región, reconoció que los problemas de provisión de insumos están mucho mejor que hace unos tres meses, y que muchas obras siguen en marcha.

En cuanto a los planes de inversión y los proyectos en el mediano y corto plazo, Tabakman explicó que "Hoy dependemos de la propensión de la gente del sector privado a invertir, y la gente está atemorizada por la incertidumbre, la grieta y la inflación. Es por eso que, a la hora de poner los dólares en el país, está a la defensiva”. Sin embargo, reconoció una serie de elementos que en este momento son una ventaja para apostar a nuevos desarrollos inmobiliarios.

"Más allá de este escenario, hay que destacar algunos factores positivos para la industria. Hoy es más barato construir que en la era del ex presidente Mauricio Macri por la devaluación, y siempre es un incentivo aprovechar cuando está barato el dólar, a fin de recoger los frutos cuando vuelve a subir", explicó.

"También el Gobierno está prestando atención al sector. Por ejemplo, se aprobó el blanqueo por unanimidad, que está pensado para promover la inversión solo en construcción, lo que es positivo", agregó el experto.

En este contexto, tanto desarrolladores, como inmobiliarias e inversores, están atentos a lo que pueda pasar con las nuevas medidas para detener la pandemia, deseosos que no se detenga la actividad y vuelva el parate con consecuencias que aún perduran, como ocurrió en 2020.


© ReporteInmobiliario.com, 2003-2021, miércoles 7 de abril de 2021

.
Puntuación Promedio: 5 - votos: 4
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Valor metro cuadrado por manzana

Suscribete a nuestro newsletter semanal