Informes > OPINION CALIFICADA > Ciudad y Metropolis: Entrevista al Arq. Enrique Garcia Espil REPORTAJE

Ciudad y Metrópolis: Entrevista al Arq. Enrique García Espil

“Vamos hacia un mundo cada vez más urbanizado”, “ este y otros conceptos fueron desgranados por el destacado especialista en temas urbanos, ex secretario de planeamiento urbano de la ciudad de Bs. As. y ex vicepresidente del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo, en una entrevista con Reporte Inmobiliario.



R.I.: Pareciera que en el mundo se está dando un proceso de revalorización de los grandes conglomerados Urbanos. Coincidís con esta visión? A que factores crees que es atribuible?

E. G. E: Hay datos que son contundentes.
Hace 100 años vivían en ciudades sólo el 5 % de la población del mundo y ahora alrededor del 55 %. Por otra parte, se calcula que para dentro de 25 años, más del 80 % de la población del mundo va a ser población urbana.
Hoy por hoy, toda la cultura, toda la economía, y toda la administración del mundo se maneja desde las ciudades; y más aún, desde las ciudades grandes que desde las ciudades medianas o chicas. De manera que si bien hay algunos que piensan que las grandes ciudades van en contra de la calidad de vida y hay que volver a ciudades jardín, a mucho suburbio y poca ciudad, la realidad del mundo es otra y yo no creo que cambie.
Yo creo que vamos hacia una urbanización que crece. Creo que el mundo va a ser cada vez más urbanizado y que lo que hay que hacer son ciudades con calidad de vida y densidad.
Hay una polémica o una idea de que la mayor densidad implica una menor calidad de vida. Pero no tiene que ser así. Hay ciudades que pueden tener suficiente densidad y la cantidad necesaria de espacios verdes, buenos transportes públicos, buenos equipamientos culturales, educativos, de salud, administración y demás, asegurando una buena calidad de vida y en la que; a la vez: viva mucha gente.

R. I. Se puede interpretar que estamos en presencia de un nuevo paradigma de Ciudad Global? Más indiferenciada, más internacionalizada, con menor peso de los regionalismos culturales?

E. G. E. : Hay cosas que empiezan a aparecer en todas las ciudades. Básicamente por la tecnología. El tipo de edificios, las alturas, ciertos sistemas constructivos, distribuciones generales, etc. son las mismas en Laos, en Nigeria, en Shangai y en Paris o en Bs. As. Pero junto con eso, todas las ciudades tienen sus características particulares de identidad que le son propias. Y, por ejemplo, moverse en Bs. As, es distinto a como se hace en las ciudades Chinas, o en Nueva York.
Creo, además, que a medida que se parecen más las ciudades, lo que genera valor comienza a ser no lo que es igual, sino lo que es DISITNTO.
Y cuando alguien te dice que Bs. As., se debe parecer más a Nueva York o a Paris, o otra ciudad, creo que se equivoca. Buenos Aires, gana valor cuando se parece más a Buenos Aires, en donde aparecen tantas cosas únicas: el tango, la calle Florida, Recoleta un fin de semana, la Boca, Puerto Madero, ninguno de esos sitios o lo que se vive en ellos se repite en otras ciudades del mundo. Bs. As. tiene sus cosas propias, como también, por caso, Madrid tiene sus cosas propias o Marraquesh o Hong Kong. Cada ciudad, por más que los medios de transporte sean más o menos los mismos, los edificios, los sistemas constructivos, etc. sean muy similares en todo el mundo, la manera en que la gente vive la ciudad es distinta.
Lo que creo que hay que tener en claro es que lo que le dá valor a una ciudad son las cosas que la vuelven DISTINTA. Aunque sean sólo algunas cosas. Esas algunas cosas son las que dotan de un atractivo singular a esa ciudad. Si vos decís, me encanta ir a Paris no es porque Paris sea igual a Nueva York. Es porque Paris tiene cosas que solo las podés encontrar en Paris y lo mismo con Venecia, Mar del Plata o Córdoba. Las cosas que tienen que ver con la identidad son las que le dan valor propio a esa ciudad.
Y Buenos Aires, las tiene claramente. Porque, si bien Bs. As. no es la principal ciudad industrial del mercosur ni lo va a ser, - San Pablo tiene muchas ventajas en este aspecto- Bs. As. es la Venecia cultural del MERCOSUR, ni siquiera del MERCOSUR, sino seguramente del Ecuador para abajo. En el mundo poquísimas ciudades tienen el mismo nivel de atractivo cultural que tiene Bs. As. Lo puede tener Paris, lo puede tener Nueva York o pocas otras ciudades, pero en el sur ninguna.
Cuando hablo de cultura no me refiero solo al Teatro Colón, sino también a las calles, los espectáculos, el futbol, la comida, etc. Bs. As. tiene esta serie de características únicas en el mundo que hacen que junto con un ciudad que tiene problemas, injusticias, inequidades, contaminación, tenga cosas maravillosas que la hacen atractivísima y que son propias de una identidad muy fuerte, muy especial, que la hacen una ciudad que vale la pena vivirla y conocerla.

R.I. : Enganchado con lo que decís, se evidencia en los últimos dos años, que está creciendo la compra de viviendas por parte de extranjeros en determinados barrios. ¿Puede reforzarse esta tendencia? ¿Se pueden implementar acciones que la incentiven?

E. G. E. : La compra de extranjeros, creo que tiene un techo no muy alto. Es para el turista o el inversor o ciertas empresas puntuales. Para un extranjero, por supuesto, comprar en Bs. As. le resulta atractivo porque tiene buena ciudad, buena arquitectura, buena cultura y compra a razón de 1000 ó 1200 dolares el m2., cuando en otras ciudades algo equivalente vale 5000 o 10000 dls. Me contaron de un norteamericano que compró un departamento frente a la plaza Vicente López que estaba asombradísimo y no podía creer que le resultara tan barata una vivienda de semejante calidad, compró luego de haber sido seducido a visitar Bs. As. por el atractivo de la opera y su gran oferta cultural.
Pero creo que este es un mercado limitado.
Lo que sí creo que es un mercado con un potencial gigantesco es el turismo. Y creo que Buenos Aires tiene mucha capacidad de seguir atrayendo el turismo y crecer como una ciudad turística. No solo por el atractivo del centro sino también de los barrios. Bs. As. es casi como una constelación de barrios en la cual cada uno tiene su propia identidad, su luz propia. Esto no pasa en otras ciudades del mundo. Acá si un turista viene tres días, visitará el centro, La Boca, Recoleta y si llega dará un paseo por el Tigre. Si viene tres meses a hacer un curso, cosa que hoy está sucediendo para aprender español, tango, etc., se extiende hacia Barracas, Mataderos un domingo, a las ferias en las distintas plazas, a San Isidro, a Avellaneda. Cada lugar tiene su particular interés que vale la pena descubrir y que despierta un atractivo especial.

R.I.: Recién mencionaste algunos barrios y las condiciones diferentes que reinan en cada uno de ellos. A partir de la devaluación se produjo un proceso de polarización de lugares elegibles y relegados por una cuestión de demanda. Vos crees que este es un proceso que vino para quedarse?

No, yo creo que se dá porque faltan políticas de vivienda.
En este momento está bien atendido el sector más alto y el sector más bajo de la población. En la ciudad de Bs. As. te diría que el más bajo no. Pero, en el resto del país se están construyendo aprox. 120.000 viviendas y hay planes para construir unas 200.000 más por lo que se podría decir que se puede comenzar a tener acceso a la vivienda social en distintas ciudades del interior del país.
En Bs. As. el sector económico más alto tiene una cantidad enorme de oferta que se da por supuesto en algunos barrios, como Pto. Madero, Palermo o Caballito. Pero, el que gana 800 $ por mes que no se quiere ir a un barrio Fonavi, pero también el de clase media que gana $ 3000 no tienen que comprar. No tienen donde. No tienen como acceder a la vivienda. No hay crédito o no lo hay en las condiciones que debería. No hay oferta y no hay construcción para ellos. La verdad es esa.
Ahora bien, este no es un problema de la ciudad y los barrios, el valor de la tierra tal vez está demasiado alto con relación al precio de venta, no hay crédito, no hay subsidios, no es negocio construir para alquiler. No hay políticas que realmente incentiven la construcción de viviendas para atender a este sector o para construir viviendas para alquilar... La historia argentina va en sentido contrario. No hay planes, por ejemplo, en los que el estado subsidie una parte del alquiler, el 20 o el 30 % del alquiler. No existen políticas que busquen acomodar los ingresos de una familia a la necesidad de vivienda que tiene, no mediante entregar una vivienda en propiedad que exige un esfuerzo económico gigantesco, sino mediante el apoyo a lo que le falte para pagar un alquiler que permitiría resolver en parte el problema.

R.I.: Siguiendo con los barrios. A tu criterio ¿Cuales te parece que reúnen la mejor calificación desde el punto de vista ambiental?

El gran atractivo de las ciudades es que vivimos en ellas muchas personas distintas, con distintos intereses y cosas diversas que nos resultan atractivas. A mi, me gusta vivir en lugares más o menos céntricos, pero tengo amigos a los que le gusta vivir a 30 o 40 km. del centro y venir en auto todas las mañanas. Hay mucha gente a la que le gusta vivir en un barrio, no céntrico pero tampoco alejado del centro. Hay gente, como a mí, a la que le que gusta vivir en departamentos, hay gente a la que le gusta vivir en una casa urbana con un patio y otros que prefieren una casa suburbana con parque o jardín. El atractivo de cada barrio es entonces, relativo, depende para quien.
Hay barrios que tal vez no son tenidos en cuenta en general o que yo no los tendría en cuenta para vivir -como Parque Avellaneda por ejemplo- pero que sin embargo la gente que vive ahí, no se movería ni que la maten, por la calidad de vida que tienen en ese barrio. Y hay gente que vive en Lugano y que no saldría de Lugano ni loco, y hay quienes si les nombras Lugano o intentas llevarlos a Lugano lo considerarían un castigo. Yo creo que cada barrio tiene sus características, su atractivo. Salvo aquellos sectores, por supuesto, que tienen mucho ruido o mucha contaminación por la convivencia de usos industriales y residenciales. Pero en general, yo considero que la mayoría de los barrios de Buenos Aires tienen una calidad de vida más o menos equivalente.

R.I.: Que barrios o sectores urbanos ves con mayor proyección o potencial de crecimiento?

Los que están relativamente cerca del centro. Creo que la accesibilidad es fundamental.
Un barrio como el Abasto, que está a 5 min. del centro en Subte o colectivo, y donde la propiedad vale muy poco debido a que hay muchos problemas de intrusión , de construcciones antiguas o en mal estado y de inseguridad; pero que a medida que cada véz haya mayor actividad cultural, que a partir de la idea del tango empiece a crecer el turismo barrial, que se empiece a construir más y mejor, me parece que va a ser un barrio que va a crecer rápidamente en valores.
En cambio me parece que Palermo ya subió y no creo que siga subiendo tanto, más bien, creo que se está en un punto, en algunos sectores, donde la cantidad de actividad comercial comienza a ser molesto para las viviendas, en donde vivir comienza a ser un poco más incómodo. Pero, en cambio empieza a subir Villa Crespo, cruzando la Av. Córdoba que hoy está como muerto todavía pero que está igual de cerca, igual de próximo, con posibilidades de tomar esa misma característica: que haya un poco de actividad comercial, un poco de actividad de diseño, un poco de gastronomía y mucha vivienda. Esa es la mezcla genial de Palermo con la que se levantó los últimos quince años, seguramente este proceso se extenderá del otro lado de Córdoba, como se extendió hacia el otro lado de Juan B. Justo, donde hasta hace quince años era un lugar sin atractivo y hoy es codiciado.
Lo mismo pasa hacia el lado Sur, Barracas, por ejemplo, que ya está levantando. La Boca, que es un milagro que no suba. Si en La Boca, llega a instalarse un Hotel 5 estrellas va a subir hasta las nubes el valor, es un lugar con mucho atractivo, con mucha personalidad, único en el mundo, no hay en ningún lugar del mundo un barrio como La Boca. En algún momento, así como ya está Faena en Puerto Madero y demás, esto va a llegar hasta La Boca y, entonces, tener un buen departamento, recién terminado, con algún equipamiento va a ser tan bueno como algunos emprendimientos que hoy se lanzan en Barracas o como lo que se hizo hace 10 años en Palermo.
En suma, es ese radio que está a 10 o 15 minutos del centro lo primero que va a subir. Donde se tienen todavía ciertas características de barrio, con una identidad propia distintas al centro, pero desde donde rápidamente se accede al centro.
En concordancia con las vías ferroviarias en la medida que el servicio funcione mejor y mejore, también es factible una recuperación.

R.I.: Ya hablamos de la necesidad de desarrollar viviendas de clase media en otros barrios y mencionaste los altos costos de la tierra. ¿Como se puede entonces crear suelo urbano para desarrollos? ¿Se puede desde la esfera pública?

El gran debate en la esfera pública es hasta donde densificar. Hay algunos que sostienen lo que yo críticamente llamo el urbanismo suburbano. Que la ciudad debería ser toda planta baja, toda casas con jardín, y eso no es una ciudad.
Hay suburbio y hay centro. En las ciudades tiene que haber centro. Y centros cada vez más densos.
Lo que pasa que lo que es malo en Bs. As. es de que manera se mezclan las distintas tipologías de vivienda. En donde el conflicto se da donde tenés edificios altos y medianera de por medio viviendas bajas con jardín, eso convive mal, se llevan mal, se producen sombras, etc.
Es así que yo creo, que básicamente la ciudad de Bs. As., debería desarrollarse sobre las avenidas. Ya que sobre ellas se tiene la suficiente amplitud para tener buenas condiciones de iluminación y ventilación y un sistema de transporte muy rápido con subtes y colectivos, con mucho comercio en planta baja, de manera que si vos construís 7 u 8 pisos sobre las avenidas estás aprovechando suelo urbano, aumentas la densidad de la ciudad, que no es crear nuevo suelo urbano que no se necesita, porque más suelo urbano es extraordinariamente caro porque hay que llegar con agua, luz, gas, hospitales, escuelas, etc.
Así, que las avenidas a medida que empiezan a alejarse del macro centro tienen capacidad propia para crecer. Por ejemplo, Córdoba, Alvarez Thomas, Chorroarin, Chiclana, Matin Garcia, etc. Estos corredores pueden ir consolidando una edificación de mediana altura que tiene la misma densidad que las torres. Por lo que creo que Bs. As., puede crecer todavía sin problemas y creo que cada vez más a través de los barrios. Si vos vas por ejemplo a Parque Patricios la gente quiere que Caseros crezca, que tenga más altura, que tenga más comercios, cines, más institutos de ingles, de computación y esto sólo puede ocurrir en forma acompasada con el crecimiento de la masa crítica de población que si no la hay no hay, por ende, oferta de servicios y de equipamiento.
En los barrios que quedan muy bajos, se depende del auto. Porque si vos vivís en Villa Devoto o en algún suburbio y querés que tu hijo estudie por ejemplo, computación, vas tenés que agarrar el auto llevarlo y traerlo, en cambio, en un barrio con densidad tenés todo tipo de estas ofertas, no sólo el instituto de computación sino el de karate, el gimnasio, el secundario, etc., donde queda todo más o menos cerca, en donde podés llegar caminando o con un colectivo en pocos minutos hacia lo que necesitas.
Por otro lado, me parece que no hay que pensar tanto el crecimiento como barrios sino más poniendo el énfasis en las avenidas. Buenos Aires, está armado así, en ese sentido.
El centro de Belgrano no es un sector de 10 cuadras por 10 cuadras de Belgrano. Es la Avenida Cabildo. Se puede decir que 5 o 10 cuadras hacia un lado y otro de Juramento, donde si vos caminas sobre Cabildo es todo comercial, se podría decir todo centro. En cambio si vos caminas en el sentido perpendicular, 5 cuadras se acabó el centro. Es decir que no hay una superficie que uno pueda pensar como área. Acá son corredores. Y sobre estos corredores es donde hay que montar la densidad.
Cuando vos haces una torre rodeado de casas bajas, estás matando el barrio. El de la torre es un privilegiado, pero los de las casas están sacrificados. Cuando vos haces sobre una avenida edificios de media densidad está perfecto y además a nadie le interesa tener una casa sobre una avenida donde el movimiento y el ruido molesta.

R.I.: La inseguridad es un tema que hoy también hace ciudad. ¿Vamos hacia ciudades donde prevalecen cada vez más los espacios privados en detrimento de los públicos, con proyectos cada vez más autosuficientes y cerrados?

E. G. E : Desgraciadamente si. Yo creo que la ciudad siempre es el reflejo de la sociedad que la construye y habita. No se hacen siguiendo un modelo ajeno, internacional, esto fué así desde siempre La ciudad refleja a la sociedad y la sociedad refleja la ciudad, es como las dos caras de una misma moneda.
Esta es una sociedad que está más fragmentada donde la gente se vincula menos. La ciudad es siempre el lugar de encuentro, de intercambio, donde la gente que es distinta se cruza por todos lados y se interrelaciona. En la medida en que la gente está más cerrada, buscando interactuar sólo los que son parecidos, empiezan a aparecer barrios o torres cerradas donde hay una identidad de niveles económicos, con intereses parecidos, con autos más o menos parecidos…. En Estados Unidos existe, incluso el fenómeno de los “Cluster”, donde hay reglamentos tan exigentes, donde incluso se reglamenta hasta que tipo de perros se pueden tener, en donde se tiende a la mayor homogeneidad posible, cuanto más parecidos mejor. Esto, aunque en menor magnitud, está pasando en Bs. As. y es un fenómeno que está ocurriendo, también, en todo el mundo. Y el resultado es estar encerrado siempre entre gente parecida, similar, pero con lo cual se pierde la riqueza de la diversidad que es uno de los enormes atractivos de la ciudad.
Si este fenómeno va a crecer o no es difícil decirlo. Yo creo que crecerán ambas cosas, lo público y lo privado.
Hay pensadores que sostienen que el espacio público ha muerto, que la vida social hoy se hace a través de Internet y no a través de ir a una plaza o a un estadio de futbol, yo opino lo contrario. Si salís a caminar un domingo a la tarde por Recoleta te das cuenta que esto no es así, o si vas a cualquier plaza de la ciudad de Bs. As. un fin de semana ves que está llena de gente, con artesanos, y otra gente interactuando, tanto en Caballito, como en Barracas, como en la Boca.
Yo creo que la ciudad tiene todavía una enorme vida pública y es a través del intercambio como se mantiene viva la sociedad.

R.I.: Ya deslizaste algunos conceptos sobre tipologías edilicias. Pero te pregunto puntualmente. ¿Es la torre la nueva tipología para la ciudad?
E. G. E.: No. No por lo menos para la ciudad de Bs. As.. Yo creo que es la tipología para las ciudades asiáticas. En Shangai, leía, hay 6000 torres construidas y 4000 en construcción, yo creo que en Bs. As. no llegamos ni a 100. Pienso que Bs. As. debería consolidarse más con proyectos de mediana escala, más como son las ciudades europeas. En las avenidas de Bs. As da muy bien la relación de 1 vez y media el ancho de la avenida, con edificios de unos 12 pisos en donde da bien el sol, bien el espacio publico. Hay ciudades que vienen creciendo con este tipo de escala desde hace 100 años dando una respuesta muy buena. Las torres requieren otro tipo de manzanas, otro tipo de dimensiones de lote, otro tipo de arquitectura. Hay lugares en los que si está bien su desarrollo, como en Puerto Madero, en Catalinas, algunos lugares sobre las autopistas donde podrían empezar a aparecer paquetes de torre. Yo creo que falta pensar el suburbio de Bs. As. que es parte del urbanismo y que el suburbio si va a tener en algunos años torres de viviendas. Pero en una ciudad amanzanada y consolidada como Bs. As. la torre no es la mejor opción.

R.I.: ¿Que opinión te merece la creación de este nuevo ente para la cuenca del Riachuelo? ¿Es posible la recuperación? Que perspectivas le ves? Es un tema complejísimo no?

No tanto. No es tan complejo como parece. Lo primero que hay que hacer es dejar de ensuciarlo. Hay que construir cloacas, no puede ser que las aguas servidas vayan sin el tratamiento adecuado hacia un curso de agua intraurbano. Es un disparate desde el punto de vista de la salubridad en una ciudad que está entre las 10 o 12 principales ciudades del mundo. – Bs. As. no es una ciudad para compararla ni siquiera con Barcelona o con Florencia. Buenos Aires es una ciudad para compararla con Paris, es más grande que Madrid, es más grande que Roma. - Con cloacas y con el adecuado tratamiento de los efluentes industriales se deja de contaminar. Eso es lo primero. A partir de allí se procede a limpiar el agua, donde lo más complicado es limpiar el fondo, donde se halla decantada una gran cantidad de metales pesados, eso es lo más difícil.
Y así, bueno, paso a paso hay que llevar adelante el proceso. Y eso se hace con inversión y control.
Es importante ver al Riachuelo como un río interior de la ciudad. No es un límite físico como el Rio de La plata. Hay que construir puentes, crear vinculaciones. Eso significa inversión. Mucha inversión pública. La ciudad debería invertir muchos miles de millones de pesos en obra pública para mejorar la ciudad.

R. I. : A propósito. Es fácil canalizar que esos recursos se vuelquen a la obra pública?

E. G. E. : En este sentido es muy importante hacer docencia. Yo creo que primero es necesario que la gente sienta la necesidad de que esto es así. Es necesario, que se cambie cierta mentalidad. Fijate, si decimos - vamos a entrerrar el ferrocarril Samiento, hacer todo un parque arriba, cambiando así enormemente la ciudad en la calidad ambiental, en el tránsito, en la seguridad reduciendo los accidentes, etc.- Mucha gente dice:…¡Cuidado!... ¡Es una obra faraónica!: -Y bueno, por ahí, ¡Las obras que hacían los faraones eran buenas! Por algo se recuerdan. Y en este caso, por ejemplo, claramente no se trata de una obra nada “faraónica” para el presupuesto del gobierno de Bs. As., donde una obra que cuesta aproximadamente 1200 millones para un presupuesto de 6.000 millones o más anuales y que dura 5 o 6 años con un desembolso de 250 millones por año es absolutamente factible y se está en condiciones de hacerla, de llevarla adelante y reporta una cantidad de beneficios que se multiplican y que mejoran superlativamente a la ciudad.

R.I.: Para terminar… ¿Que es para vos lo mejor y lo peor de Bs. As.?

Lo mejor de Bs. As. para mí, es la cantidad de identidades y de personalidades distintas que tiene cada uno de sus barrios. Esta cualidad, sumada al clima, a una excelente arquitectura y gente amable - en general - la hacen una ciudad maravillosa para caminarla. Para recorrerla. Pasear por Bs. As. es comparable a pocos otros lugares del mundo. Esto por lejos para mí es lo mejor.
Y lo peor es el exceso de contaminación, de ruidos, del aire, de hacinamiento en muchos lugares y… la marginación. La marginación creciente de sectores que están excluidos de toda la calidad de vida de la ciudad.
Contaminación y marginación son los dos grandes riesgos de Bs. As. y a la vez los dos grandes desafíos, que de alguna manera, tenemos que cambiar.


© ReporteInmobiliario.com, 2003-2006, Lunes, 4 de septiembre de 2006.



.
Puntuación Promedio: 4.33 - votos: 6
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Valor metro cuadrado por manzana

Suscribete a nuestro newsletter semanal