Informes > INVERSIONES > El ladrillo: una inversion consolidada Novedades Inmobiliarias

El ladrillo: una inversión consolidada

La inversión inmobiliaria ha retomado el protagonismo frente a otras opciones en virtud de haberse configurado en la percepción del ahorrista como un refugio seguro de su capital, identificando Propiedad con resguardo de Valor.



La inversión en ladrillos ha recuperado su sitial de privilegio frente al resto de las opciones. Así, lo ha demostrado el mercado mediante su funcionamiento luego de la devaluación y la última crisis, con una configuración de demanda en la que el inversionista ha tomado un rol protagónico.

Este fenómeno no ha sido sólo local, sino que la abundancia de capital a nivel global ha provocado que gran parte del ahorro se transforme en bienes raíces, aunque en este caso más como producto de una ventaja competitiva en el nivel de prima de riesgo y rentabilidad de los activos inmobiliarios en comparación con otras opciones de inversión, y provocando así ante el mayor número de interesados el incremento incesante de los valores de las viviendas y otros tipos de inmuebles.

Si bien en nuestro país esta situación también ha sido uno de los motivos que canalizó la inversión en Real Estate, la profunda sensación (corroborada por otro lado por la realidad) de SEGURIDAD de la inversión y de RESERVA DE CAPITAL a largo plazo ha primado por sobre las consideraciones de alta rentabilidad o beneficio especulativo de corto plazo en la decisión del inversionista local, quien tal vez, sin buscarlo originalmente ha visto aumentar más rápidamente de lo esperado su capital en dólares, producto del incremento de los precios de los inmuebles.

Por contrapartida, este incremento de valores relativos de los inmuebles con relación a los ingresos medios es el que ha complicado el acceso a la compra (sobre todo de primera vivienda) para importantes sectores de la clase media dejándolos fuera del mercado, sin que aún el crédito hipotecario vigente pueda servir como vehículo hábil para ese fin.

El desafío más importante para el recien iniciado 2006, está dado por encontrar una salida para el financiamiento hipotecario con el objeto de facilitar el acceso a la vivienda incorporando demanda al mercado que impulse la extensión de la actividad, lo cual sin una fuerte decisión política al respecto será difícil de lograr por lo menos en el corto plazo.

Es de esperar que el movimiento del mercado impulsado por el afán inversionista se mantenga en niveles alineados con los del corriente año, de mantenerse (como sería deseable), el nivel de tasas actuales. No obstante aparecen algunas luces amarillas a las que debe prestarse atención: la inflación general y la de los costos de construcción en particular y los altos valores pretendidos por terrenos urbanos en ciertas localizaciones, cuestiones que serán sin duda sopesadas con una mayor meticulosidad por los desarrolladores para juzgar la factibilidad de llevar adelante nuevos proyectos.

En cuanto a posibilidades de inversión inmobiliaria, siempre debe analizarse cada una de las opciones en forma particular dentro del amplio menú que hoy ofrece el mercado; la falta de oficinas de buena prestación y el crecimiento de la actividad económica generan buenas oportunidades en este segmento en el centro de la ciudad en donde existe una importante cantidad de inmuebles en block y oficinas de distinto tipo en oferta. Los terrenos desarrollables en barrios donde aún no ha llegado fuertemente el empuje constructivo pueden también configurarse como una buena opción futura, sin descartar desde luego las oportunidades puntuales que siempre el mercado ofrece al inversor atento.

© ReporteInmobiliario.com, 2003-2006, martes 3 de enero de 2006.



.
Puntuación Promedio: 3.5 - votos: 8
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Valor metro cuadrado por manzana

Suscribete a nuestro newsletter semanal