Informes > RESIDENCIAL > Una casa en la ciudad CONSEJOS COMPRA

Una casa en la ciudad

Las ciudades tienden a convertirse en bastiones cada vez más densos y poblados, retomando un rol protagónico de símbolo cultural y de progreso económico de la sociedad. En este contexto el suelo urbano se torna cada vez más valioso.
Sin embargo dentro de la ciudad de Bs. As., existe una basta extensión en la que aún es posible habitar en una casa de un barrio con baja densidad de población y a precios relativos que vale la pena considerar.



El lote propio, comprado en cuotas y la construcción paso a paso de la vivienda, fue la forma espontánea de urbanización y crecimiento en extensión de la ciudad de Bs. As., fenómeno que con distinto ritmo y dirección prevaleció hasta la década del 70 del pasado siglo.

Ese proceso de extensión y de ocupación casi total de la tierra disponible de la ciudad de Bs. As., dio paso a este nuevo presente en el que es posible distinguir áreas que continúan creciendo y que recambian viviendas por edificios en altura, zonas en las que lo residencial se ha consolidado y barrios en los que no sólo se ha detenido la construcción de nuevas viviendas sino también el mantenimiento de las mismas.

Así dentro del primer grupo, casas bajas en Belgrano, Palermo, Villa Urquiza y Caballito abren paso a viviendas en altura organizadas en ph. Allí, la vivienda ya no vale por sus comodidades, ambientes y superficies construidas, sino sólo por el provecho de su terreno para un desarrollo de viviendas en altura, siempre y cuando desde ya el lote tenga esta potencialidad, alcanzando valores que superan los que se obtendría por la continuidad de su uso residencial actual, con incidencias que arrancan en los U$S 300 por metro cuadrado. También en estos barrios porteños a los que debe sumarse Barrio Parque, Villa Devoto, Villa del Parque y Nuñez, es coincidentemente donde suelen hallarse las viviendas de mayor cotización en todas aquellas localizaciones residenciales de baja densidad donde no es factible ni reglamentariamente ni por entorno y mercado reconvertir las casas en edificios de PH.

Ahora bien, en toda una amplia extensión del suelo porteño aún incluso en sectores coincidentes con los barrios nombrados, es posible encontrar viviendas sobre lote propio de buena factura a valores relativos comparables a los de departamentos aún de similar superficie, aunque por supuesto en otras localizaciones. En Villa Crespo, Almagro, Parque Chacabuco y Flores, entre otros, existen en oferta una importante variedad de viviendas del órden de los 200 m2 a valores inferiores a los U$S 150.000.- La oferta se amplia aún más y los valores en general también se reducen en barrios como Mataderos, Paternal, Floresta, Liniers y Parque Patricios, en donde en gran parte de los casos el valor no llega a cubrir el costo de terreno y de reposición de la superficie construida.

La calidad del entorno circundante, la infraestructura de transporte, la seguridad y también los cambios culturales en cuanto a “modalidad” o “estilo” de vida y el tipo de demanda actuante hoy por hoy en el mercado (con un alto componente de inversores en detrimento de usuarios finales) son algunas de las cuestiones que han generado una reducción en el interés de las casas en la ciudad, lo que es verificable por los precios solicitados en donde la excepción y no la regla es que hayan alcanzado los valores previos a la devaluación, manteniéndose en términos generales, aún un 20/25 % promedio por debajo de los del último año de convertibilidad.

El conjunto de potenciales compradores de casas compuesto por Profesionales, y empleados jerárquicos de entre 30 a 45 años, con capacidad económica y financiera como para elegir este tipo de vivienda, inclinan su elección hacia casas en los barrios privados o countries suburbanos antes que por viviendas urbanas. En su decisión además de la vivienda pesa la compra de un “estilo de vida”, en donde se privilegia rodearse de espacios verdes, actividades deportivas y seguridad, y porque no la “inclusión” en una nueva red de relaciones con intereses comunes y homogéneos lejos de la heterogeneidad y las tensiones propias de la mixtura citadina.

Claro que también en esta elección pesa el componente económico, construir una vivienda nueva en un entorno residencial bueno en la ciudad de Bs. As. puede resultar aún más caro que erigirla en ciertos barrios privados, debido al alto peso relativo que toma el componente del costo del terreno en el valor total. (VER INFORME ).

Así las cosas la demanda y la construcción de casas en la ciudad se ve reducida frente a una oferta variada y extendida, impactando por ende en sus valores de venta, tornándose en una opción que merece ser analizada por el usuario final.


Fuente: GCBA




Fuente: GCBA



© ReporteInmobiliario.com, 2003-2005, Martes 11 de Octubre de 2005.



.
Puntuación Promedio: 5 - votos: 2
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Valor metro cuadrado por manzana

Suscribete a nuestro newsletter semanal