Informes > MERCADO INTERNAC. > El renovado interes en Bienes Raices Precios inmobiliarios

El renovado interés en Bienes Raíces

La compra de una propiedad para alquilar, el convertirse en rentista es un anhelo que anida en el imaginario personal y colectivo de amplios sectores de nuestra clase media.



Arraigado por razones culturales en nuestro país como producto de nuestras corrientes inmigratorias y también como una intención de asemejarse a las clases altas terratenientes, lo cierto es que siempre ha calado hondo la vocación de invertir en propiedades para hacerse de una renta (la jubilación) en vastos sectores de nuestra sociedad. Renta que hoy oscila en el marco de la Capital Federal en torno al 7 % anual. Pero no es sólo la renta la que convierte billetes a ladrillos.

La última crisis vivida en nuestro país, ha dado renovada vitalidad a este afán de inversión La percepción de seguridad y confiabilidad de la inversión es abrumadoramente superior a cualquier otra alternativa aún hoy 3 a casi 4 años de desatarse la debacle de fines del 2001. Pero esto no es solo un fenómeno vernáculo, en el resto del mundo, en los países centrales, sucede algo similar la fiebre de inversionistas en el Real Estate no deja de impulsar los precios de las propiedades hacia arriba, aún así la demanda no cesa en su afán de volcar su capital con el destino inmobiliario. Frustradas experiencias en bonos y opciones financieras, la burbuja del Nasdaq, la caída de Enron, de Parmalat y el default argentino (porque no), sumadas a las bajas tasas a nivel internacional, actúan en conjunto para que muchos terminen migrando el dinero hacia el mercado inmobiliario, aún cuando la tasa de rentabilidad por alquiler a la que suele hacer mención constantemente The Economist, se encuentre en niveles en algunos casos no tan atractivos.

Un departamento de dos dormitorios en Londres tiene un valor aproximado de 450.000 libras, lo que equivale a U$S 865.000. El alquiler de esa unidad es del órden de las 1700 libras, lo que arroja una rentabilidad bruta del 4,5 % anual. En Estados Unidos, España y Nueva Zelanda las rentas netas por alquiler están en el órden del 3,5 % anual.

Pero además de la rentabilidad obtenida por rentar el inmueble, el aumento sostenido de su precio es el incentivo mayor para gran parte de la mayoría de los inversionistas.
Así durante 2004, según el semanario Británico The Economist, en el área del Euro, salvo el caso de Alemania cuyos precios cayeron por segundo año consecutivo, los valores de las viviendas subieron en promedio un 12,5 % en los países donde se lleva adelante la medición de sus precios. En Francia el precio de las unidades habitacionales sufrió un alza del 16 %, siendo sólo aventajada por España en donde se encarecieron un 17,2%. Mientras tanto en Italia, Suecia y Bélgica el aumento estuvo en el órden del 10 %.

Este auge del real estate, ha disfumado las fronteras de las inversión. La globalización también ha llegado al sector inmobiliario. Británicos y nórdicos europeos, compran en la Costa del sol española, franceses y alemanes en Italia, italianos en Francia, japoneses y chinos en Estados Unidos, etc, etc., y muchos de ellos también en la Argentina, compitiendo en algunas localizaciones con los compradores locales, actuando también en algunos casos como colchón que sostiene valores tanto de renta como por alquiler.

Así la globalización también produjo su impacto en nuestro país, en forma de torres que se construyen teniendo más en vista a una demanda potencial que llega del extranjero que a la propia y trocando la ocupación de departamentos de alquiler de inquilinos locales a turistas y visitantes internacionales.

Los precios atractivos de Buenos Aires, a una cuarta parte de las cotizaciones de las unidades de vivienda en las ciudades centrales internacionales son la principal fuente de atracción. El porcentual adicional de alrededor de 4 puntos que puede obtenerse de rentabilidad por alquiler amoblado apuntala y determina el vuelco hacia esta opción por parte de los propietarios de buenas unidades en selectas localizaciones.

Así las cosas, como se suele decir “los tiempos cambian”, pero ahora en forma cada vez más dinámica, impulsando a que tanto el inversor como el propietario amplíen su mirada y estén dispuestos a admitir esta nueva realidad cada vez más interrelacionada y global para poder también capitalizarla optando por la opción más conveniente.






*Para zona Norte Ciudad de Bs As



© ReporteInmobiliario.com, 2003-2005, Lunes 5 de Septiembre de 2005.


.
Puntuación Promedio: 4.21 - votos: 14
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Valor metro cuadrado por manzana

Suscribete a nuestro newsletter semanal