Informes > MERCADO INTERNAC. > El mercado residencial de Mexico se abre a la inversion espanola MEXICO

El mercado residencial de México se abre a la inversión española

Existe una demanda alcista de vivienda en México. El mercado está madurando, la competencia es cada vez más feroz y las empresas españolas que saben actuar en mercados competitivos tienen una ventaja importante.



Al otro lado del charco. Ahí está yendo a parar una parte de las inversiones de algunas empresas inmobiliarias españolas. Y no es extraño, puesto que el mercado mexicano se está perfilando como un nuevo objetivo con potencial de crecimiento. Así lo admite el comisionado Nacional de Fomento a la Vivienda del país (Conafovi), Carlos Gutiérrez Ruiz, al declarar que la producción de vivienda en México es ya considerada una oportunidad de negocio con buenas perspectivas, reconocida internacionalmente. No en vano, tiene un déficit habitacional de cinco millones de casas.
«Existe una demanda alcista de vivienda en México. El mercado está madurando, la competencia es cada vez más feroz y las empresas españolas que saben actuar en mercados competitivos tienen una ventaja importante», declara Miguel Maurette, director de Desarrollo de Bovis Lend Lease en la delegación de México.
De momento, ya han sido tres las promotoras españolas que se han aventurado en este mercado, compuesto por una población joven (la media de edad es de 24,6 años) que en julio de 2004 superaba los 100 millones de habitantes.
Una de ellas es Anida, que ha puesto en México la 'pica en flandes' de su expansión internacional. «Se han creado tres filiales en el país. La inversión prevista es de al menos 150 millones de euros y tendrá seis destinos en una primera fase. Cuatro de ellos están ubicados en ciudades (México DF, Puebla, Monterrey y Guadalajara) y dos en destinos vacacionales (Los Cabos y el corredor Cancún Tulúm)», declara Jesús García de Ponga, director de Anida, inmobiliaria de BBVA.
Otra promotora que ha puesto México en el norte de su brújula es Lar Crea, que cuenta, cuatro meses después de su llegada, con 850 viviendas en proyecto divididas en nueve promociones: seis en la capital, dos en Guadalajara y una en Cancún. Para ello, la compañía creó la sociedad Lar Actividad Residencial SCV, que, a su vez, suscribió una alianza con el Grupo Acción, promotora con la que desarrolla conjuntamente sus proyectos. «A través de esta alianza buscamos la combinación del conocimiento del mercado local que tiene Grupo Acción, especializada hasta ahora en producto no residencial, con el potencial y forma de hacer las cosas de Lar Crea», apunta Miguel Amo, consejero delegado de Lar Crea.
La tercera promotora con presencia en el país azteca es la gallega Mahia, que comenzó su andadura en 2003. Su actuación, llamada Rancho la Luz, contempla la construcción de 1.000 viviendas en Tecámac, en la cuenca del Valle de México.
Si se atiende a cifras oficiales, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) lanzó al aire el pasado marzo más argumentos para fortalecer la idea de una oportunidad de negocio certera: México se enfrenta a un déficit habitacional que roza los cinco millones de viviendas y en un año se generará una demanda de 800.000 más. Seguramente, éste ha sido uno de los aspectos que han pesado a la hora de realizar inversiones inmobiliarias en México. «Pese a que el segmento al que nos dirigimos es lo que allí se denomina vivienda media y residencial y que es hoy minoritario, no podemos olvidar que México es un país con una población del entorno de los 120 millones de habitantes y que presenta una gran proyección a corto-medio plazo dada la coyuntura que vive el país», puntualiza Miguel Amo.

PERSPECTIVAS DEL MERCADO

«Las perspectivas que ofrece México para empresas extranjeras son muy buenas, ya que los recursos disponibles entre organismos públicos y privados para financiar la adquisición de vivienda en 2005 superan los 12.500 millones de dólares, con los que se pretende costear la adquisición de 600.000 viviendas», declaran desde la oficina de DTZ en México.
Ahí no acaban los números del optimismo: según los estudios de Conafovi y según la tendencia demográfica actual, se estima que hasta el año 2030 México formará 23,3 millones de hogares para alcanzar un total de 46 millones, lo que supone un ritmo de crecimiento anual de 800.000 en una progresión constante. En base a estas cifras, el Gobierno Federal se ha propuesto como meta alcanzar un ritmo de financiación y construcción de 750.000 unidades en 2006, con el objetivo de que esta tónica se mantenga a partir de esa fecha. Esta práctica de financiar desde las instituciones oficiales ocurre con la llamada vivienda de interés social. «Es el producto que se demanda de manera mayoritaria, de un precio en el entorno de los 25.000 euros, para el que existe crédito de entidades oficiales y para el que, en los últimos años, el Gobierno del presidente Vicente Fox ha impulsado un importante programa de desarrollo», explica el consejero delegado de Lar Crea.
«La inversión inmobiliaria en México es, sin duda, un sector con importantes perspectivas de crecimiento y con unos niveles de rentabilidad en actuaciones residenciales superiores al 10%. Es un mercado con muchas oportunidades para inversores españoles, pues no hay que olvidar que, además del buen margen de beneficios que se puede conseguir, la existencia de un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea es un punto importante a nivel fiscal», opina Jordi Giralt, consultor senior de Inversión de Atisreal.
«Por otra parte, el segmento de la rehabilitación no es nada desdeñable. Existen, en los cascos históricos de las ciudades, edificios 'art decó' que vale la pena recuperar. Es un negocio que guarda muchas oportunidades y no por falta de suelo, ya que existen bolsas disponibles hasta en el mismísimo paseo de la Reforma. De hecho, ya se están comprando inmuebles para rehabilitar», apunta Giralt.
Respecto al mercado de la primera residencia, los núcleos más importantes en cuanto a la demanda se refiere son el Distrito Federal (donde vive el 13,4% de la población del país y que tiene el 13,2% de las viviendas), Monterrey (la segunda capital económica del país) y Guadalajara (que ronda los seis millones de habitantes). A esta lista, Miguel Amo añade Cancún: «Es una de las zonas con mayor desarrollo dentro del país, motivado fundamentalmente por el tirón turístico, y este crecimiento está provocando una creciente necesidad de vivienda para esa población de poder adquisitivo medio que trabaja en el turismo».
Pero el mercado inmobiliario mexicano no termina en la promoción residencial, sino que el sector terciario guarda otras oportunidades. «El producto de moda en México se encuentra en el sector industrial. Los complejos logísticos en las zonas cercanas a la capital, de por sí un mercado de 16 millones de consumidores, son el producto más buscado», comenta Javier Marquina, director de Inversiones para América Latina y el Caribe de CB Richard Ellis Miami.
Pese a ello, las inversiones españolas no se dirigen, por ahora, hacia ese segmento, aunque, por ejemplo desde de Lar Crea, tampoco se descarta. «En esta primera etapa la entrada en México se ha producido a través de la unidad de negocio especializada en primera vivienda. Ahora bien, como en cualquier otro lugar donde esté implantado el Grupo y si observamos que somos capaces de ofrecer al mercado alguna ventaja competitiva, trabajaremos en otros segmentos».

Laura Sanz, Diario El Mundo, España

© ReporteInmobiliario.com, Abril de 2005.

.
Puntuación Promedio: 4.22 - votos: 9
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Valor metro cuadrado por manzana

Suscribete a nuestro newsletter semanal