Informes > CREDITOS > La realidad del Credito Hipotecario -ESTADISTICAS INMOBILIARIAS-

La realidad del Crédito Hipotecario

Cual es la actual situación de las líneas hipotecarias vigentes en nuestro país
Cantidad de cuotas y sueldo necesario para comprar una unidad de departamento promedio de 3 ambientes en las principales ciudades del país.
Comparación entre líneas de crédito en nuestro país y España.



Mucho se ha hablado acerca de la necesidad de mejorar las líneas de créditos hipotecarios, para posibilitar el acceso a la compra de vivienda de un mayor número de habitantes de la República Argentina.
Lo cierto es que, por ahora el abrupto abismo que el mercado estableció entre los valores de cotización residenciales y los ingresos, parecería que sólo podría salvarse a través del puente que entre ambos debería constituir el financiamiento hipotecario.

Es sabido que, en el proceso de intermediación inmobiliaria, el rol del crédito es un elemento dinamizador y facilitador para la concreción y cierre de operaciones. De allí que desde este sector, se llame la atención sobre la necesidad de la reaparición de líneas que faciliten el acceso a los compradores a la ansiada nueva vivienda. Los reclamos no carecen de razón y se sabe que de persistir esta circunstancia se complicará el panorama actual, sobretodo en el mercado del usado medio, reduciéndose la cantidad de operaciones.
Obviamente esta circunstancia, no favorecería a nadie.
Menor cantidad de operaciones se traduce en inferiores niveles de actividad para toda la cadena y también una reducción en los ingresos para el fisco.
Los ahorros “desamparados” de muchos argentinos, como bien sabemos se materializaron en estos dos últimos años en propiedad de bienes raíces, permitiendo sostener el nivel de operaciones y otorgando fluidez y rapidez a las negociaciones al cristalizarse la mayoría de las mismas al contado.
Hasta cuando se estirará esta tendencia, o si podrá ser reemplazada o potenciada por otra como la que podría aparecer ante la llegada de inversiones como producto de un acuerdo de la deuda en default, aparecen como las incógnitas a develar en lo que respecta al futuro de la actividad inmobiliaria y constructora privada. Pero, lo que sí es hoy una verdad revelada, es que las compraventas están motorizadas en su mayor parte por inversionistas y no en general para el usufructo directo o continuo de aquel que la adquiere.

También es innegable, que desde noviembre de 2003, cuando se relanzaron las primeras líneas de créditos para compra de vivienda, luego de casi dos años de sequía, las entidades bancarias se han ido sumando a la oferta del producto y han introducido mejoras paulatinas a sus condiciones.
Cierto es que hoy las tasas son inferiores a las de la convertibilidad, pero por ahora de nada sirve para acercar masivamente a interesados a las oficinas de los Bancos, la fórmula cuota+ingreso+ valor del inmueble+incertidumbre no ofrece un resultado viable o en el mejor de los casos atractivo para buena parte de la población.
Un importante componente de salarios “en negro”, un horizonte aún no despejado a mediano y largo plazo y el descalce de los tiempos de depósitos cortoplacistas y préstamos a largo plazo, son los argumentos que traban, según los banqueros, el mejoramiento y flexibilización de las líneas actuales hipotecarias.

Por ahora, no se vislumbra que en el corto plazo, esta situación pueda cambiar drásticamente como para aceitar el flujo de demanda de compradores de viviendas mediante su endeudamiento hipotecario. Los tiempos sólo podrían acelerarse con el auxilio del B. C. R. A. mediante la aplicación de disposiciones y cambios normativos que privilegien las líneas de préstamos a largo plazo, intención que manifestara al asumir la actual conducción de la entidad, pero que aún no se ha cristalizado.

Ahora bien, lo cierto es que líneas de crédito hay y que si bien no son las deseables cuando menos existen y se puede echar mano a ellas sobre todo como para complementar saldos de precios o financiar una ampliación o una refacción.

También es cierto, que el conocimiento de la oferta hipotecaria vigente resultará cada vez más necesario para el manejo de operaciones en el mercado. La información debe partir desde las entidades hacia el público en general pero con especial énfasis en reforzar la comunicación con las inmobiliarias como canal de acercamiento a las necesidades reales del usuario.
Por otra parte, el agente inmobiliario deberá prestar cada vez más atención a esa información como auxilio para destrabar y/o darle agilidad a las negociaciones, teniendo en cuenta que los dineros en efectivo provenientes del “colchón”comienzan a flaquear.

SECCION USUARIOS ABONADOS

EL ANÁLISIS DE LA OFERTA CREDITICIA ACTUAL

CUADRO RELACIÓN SUELDOS – VALORES INMOBILIARIOS Y CREDITOS HIPOTECARIOS EN PRINCIPALES CIUDADES DEL PAIS.

CUADRO: COMPARACIÓN LINEAS DE CRÉDITO DE ARGENTINA Y ESPAÑA

GRÁFICO: PORCENTAJE DE HIPOTECAS CON RELACIÓN A COMPRAVENTAS TOTALES (Históricos)

© ReporteInmobiliario.com, 2003-2004

© ReporteInmobiliario.com, Enero 2005.

.
Puntuación Promedio: 4.26 - votos: 15
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Valor metro cuadrado por manzana

Suscribete a nuestro newsletter semanal