Informes > CAMPOS > La crisis de las retenciones y la inversion inmobiliaria Argentina Real Estate

La crisis de las retenciones y la inversión inmobiliaria

¿Que repercusiones tendrá “la crisis de las retenciones”, en el mercado inmobiliario y la actividad de la construcción? Si bien, los síntomas de complicaciones se evidenciarían de manera más directa en los mercados regionales ligados al agro, lejos de salir indemne también la actividad en Buenos Aires se vería afectada por una retracción de la inversión.



Gran parte de la recuperación de la actividad de la construcción privada en los últimos años fue apuntalada por inversores pequeños y medianos ligados a la producción agraria. El florecimiento de la construcción de nuevos proyectos en determinadas localidades del interior luego de años de estancamiento fue fruto casi exclusivo del ahorro proveniente de la venta de las cosechas. Así, salvadas primero las deudas y luego de privilegiar las inversiones en el propio campo, el chacarero volcó en buena medida sus ahorros en la compra de inmuebles terminados, en la suscripción de fideicomisos desde el pozo y en la participación como inversionista en proyectos de desarrollo inmobiliario.

El efecto “colchón” y “desamparo” que canalizó el flujo de dinero hacia los bienes raíces luego de la devaluación y la crisis financiera local del 2001/2002, fue complementado sobre todo a partir del año 2004 por un nuevo jugador: el campo.

La formidable recuperación de la ciudad de Rosario y el crecimiento y consolidación de nuevos barrios en Córdoba Capital son evidencias inobjetables de cómo la cadena productiva del agro contagió con el rendimiento de sus cosechas a otras actividades también puntales del crecimiento y la recuperación económica como la construcción.

Villa María, Río Cuarto, Rafaela y otras innumerables ciudades ligadas a la actividad agropecuaria mostraron una recuperación notable del número de construcciones a partir del año 2003.



Pero, la inyección de fondos de los participantes de la cadena agropecuaria en bienes raíces no se circunscribió sólo a ciudades del interior, su influencia se hizo sentir también en el mercado inmobiliario de Buenos Aires, donde un importante número de propiedades e incluso nuevos emprendimientos recibieron también el influjo de los dólares del agro.

Así, sin crédito y posibilidades de financiación accesibles, los desarrollos constructivos privados y el mercado de compraventas se movieron, a partir de la devaluación, fundamentalmente por la participación de inversores privados, acudiendo nuevamente hacia otra actividad productiva – la construcción - una gran proporción del dinero de productores, exportadores, profesionales, proveedores de servicios y comerciantes ligados a la actividad agropecuaria.

¿Que consecuencias se aprecian a partir de la nueva modalidad de retenciones implementada por el gobierno nacional y resistida por el agro?

Algunos de los primeros síntomas provocados por “la crisis de las retenciones” que se viven por estas horas dentro de los mercados inmobiliarios de Córdoba, Rosario, Santa Fe, entre otras localidades del interior, no distan de las complicaciones que generan los cortes de rutas para el resto de las actividades, provocando por ahora que se resientan las consultas por propiedades y dilaciones en las firmas de boletos ante la imposibilidad y temor a trasladarse con dinero por parte de gente del interior hacia las ciudades.

No obstante ello, se deberá asumir que algunas de las inversiones pactadas con anterioridad se vean comprometidas ante la nueva situación que generó el nuevo esquema de retenciones. Decisiones tomadas con un determinado contexto de rentabilidad que se ha visto modificado repercutirá en la marcha atrás de una parte de ellas dentro de las cuales se encontrarán algunas que involucran a los bienes raíces – como ya se ha visto con un importante volumen de opciones de compra de maquinaria que se había comprometido en la exposición agraria de marzo.-

Para muchos actores del campo es tiempo de repensar su propia estrategia productiva y como primera medida hasta volver a instrumentar otra es previsible que privilegien mantener liquidez para hacer frente al cambio.

“Desensillar hasta que aclare” es la opción racional que se impone para muchos durante los próximos días, luego el tiempo dirá. Mientras tanto no sólo el campo sufrirá las consecuencias de las retenciones.

© ReporteInmobiliario.com, 2003-2008, Lunes 31 de Marzo de 2008.

.
Puntuación Promedio: 4.35 - votos: 17
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Suscribete a nuestro newsletter semanal