Informes > INVERSIONES > Cambios y oportunidades en la inversion inmobiliaria MONEDA

Cambios y oportunidades en la inversión inmobiliaria

La multitud de turistas que deambula diariamente por el mundo, el auge del consumo que se vive en todas las latitudes, los cambios en las formas de habitar, trabajar, estudiar y divertirse entre otros, imponen nuevos espacios y respuestas edilicias para una prestación satisfactoria a un creciente y cambiante grado de exigencia, generando nuevas oportunidades para la inversión y el desarrollo inmobiliario.



La nueva convertibilidad dólar-peso 3 a 1 y euro-pero 4,4 a 1, nos sumó como destino de visita en la selección de extranjeros. También nos incorporó como lugar para residir temporariamente por estudios, o prácticas “outsourcing” de servicios como call centers, centros de administración regionales de empresas, etc.

El alquiler de departamentos amoblados, los hostels y los hoteles boutiques, se sumaron así a la oferta tradicional de alojamiento que dominó durante años, dando nueva vida a antiguos pisos de muchas habitaciones, inmuebles en block en desuso y aumentando la rentabilidad por locación mensual de departamentos. Aparecieron los “condo” una novedad que pegó fuerte en nuestro mercado incorporando inversores a la construcción de hoteles de las más diversas escalas. La salud y el cuidado del cuerpo, alimentaron el crecimiento de los Spa. La búsqueda de emociones deportivas y exóticas dio nacimiento a proyectos de alojamiento ligados a lo que se llamó “turismo aventura”. Las rutas temáticas del vino y del olivo, sumaron otro uso y fuente de ingresos a tierras y factorias y sembraron también inversiones por derrame en sus derroteros.
Las escapadas de fin de semana dotaron de nueva vida a cascos de chacras y estancias, muchos de ellos hasta entonces herrumbrados y reanimaron localizaciones cercanas a los centros urbanos más poblados.
Una multitud de cruceros que anclan en distintas costas del país suman a miles de turistas consumidores a las localidades donde atracan favoreciendo actividades ligadas a brindarle servicios o venderles productos.

Nuevos emprendimientos residenciales en la costa Atlántica, en sierras, en montañas, en bosques, en selvas y hasta en extensiones áridas aparecen postulándose como opción de segunda residencia.

En fin, el menú de experiencias se multiplica. La tecnología, las comunicaciones y el nuevo orden global son los responsables de una cada vez más creciente gama de posibilidades de vivencias y por ende también de inversiones ligadas a ellas, como lo es la inmobiliaria.

Los espacios de logística y producción, son una muestra de esta nueva realidad cambiante. Allí la robotización domina las líneas de producción y almacén imponiendo con ello nuevas exigencias espaciales y requerimientos de accesibilidad, localización, provisión de energía y comunicaciones, que se materializan en inversiones edilicias que potencian la meta ansiada por las empresas de mejora en la productividad.

Ni que hablar de los espacios de oficinas. La concepción tradicional de estos inmuebles está definitivamente en crisis.
Las cuatro paredes desaparecen. Los tiempos de trabajo tras un mismo escritorio en un lugar determinado no entran dentro de las nuevas concepciones de gerenciamiento de recursos humanos. Espacios abiertos conviven con semicubiertos y cerrados. Las enormes áreas de archivo desaparecen reemplazadas por chips diminutos. Las reuniones incorporan a personajes que se encuentran a miles de kilómetros de distancia a través de la telepresencia. La flexibilidad, el uso alternativo y lo no fijo se impone.

Pero tampoco se concibe ya un complejo de oficinas (¿Cuánto tiempo pasará hasta quedar caduca hasta la misma palabra?) o de administración o de dirección o de investigación o como guste llamarse, sin eficiencia energética. La sustentabilidad energética ya es una nueva necesidad y requerimiento, aquellos edificios que no se encuadren dentro de esta concepción quedarán rápidamente obsoletos.

Consumo, liquidez y gobierno
El hombre del siglo XXI se viste a la moda con un nuevo traje de comprador o consumidor. Puede conseguir lo que necesita o desea sin necesidad de concurrir a ningún espacio físico predeterminado. Selecciona y gestiona la adquisición de determinados productos a través de su computadora o teléfono y los recibe en su domicilio en pocas horas. La necesidad de traslado hacia un lugar específico donde aprovisionarse se hace cada vez menos necesaria, así hoy los centros de compra no son justamente sólo eso. Suman experiencias y otras vivencias con espacios para la recreación, la gastronomía, la cultura, la reunión, etc. La práctica eminentemente económica de lo comercial convive con un nuevo rol social.

La imagen, lo visual cobra en los espacios comerciales superlativa importancia, la elección del sitio y como se magnifica la presencia y reconocimiento de “las marcas” para atraer al consumidor-comprador son claves para el éxito de las mismas y del negocio inmobiliario que intente convocarlas.

Pero, los cambios, la novedad, no sólo aparecen como una nueva respuesta espacial y de localización, también adoptan una nueva dinámica en la estructuración de las inversiones necesarias para materializarlas, sumando nuevos protagonistas al proceso de generación y administración de negocios inmobiliarios. La opción condo-hotel, referida más arriba es sólo una pequeña muestra. Consorcios de inversionistas integrados por ahorristas pequeños, medianos, grandes, particulares o institucionales, se suman a la opción inmobiliaria. Toman cuerpo más allá de lo residencial, organizados muchos de ellos bajo la figura de fideicomisos, conformados para llevar adelante emprendimientos comerciales, de oficinas, logísticos e industriales, proponiéndose como una opción válida de seguridad y rentabilidad.

Este nuevo contexto, donde las estructuras económicas, sociales, culturales, de producción y de comunicación se encuentran en proceso permanente de cambio demanda un rol cada vez más dinámico de respuesta y propuesta por parte de las estructuras políticas e institucionales. Las nuevas dinámicas de vida deben ser acompañadas e incluso adelantadas y previstas por los distintos estamentos del estado. El rol protagónico de los gobiernos municipales planificando y fomentando inversiones, aún compitiendo entre sí, debe ser asumido por las autoridades. Así la incentivación desde lo público para la acción privada es la fórmula adecuada utilizada para la revitalización de ciudades decaídas, el lanzamiento de nuevas localizaciones y en suma la atracción de inversión para el mejoramiento de la calidad de vida de quienes moran en ellas.

En esta nueva era donde las certidumbres absolutas y verdades inexorables sucumben ante el cuestionamiento y las nuevas búsquedas, la apertura mental, la información y la investigación permanentes se convierten en las fórmulas a implantar dentro de un nuevo mercado inmobiliario en donde el conocimiento y la innovación aseguran mayores éxitos que la disponibilidad de capital.

En línea con estos postulados y convencidos que es necesario facilitar y promover un espacio donde se puedan conocer las nuevas tendencias en negocios inmobiliarios y localizaciones aptas para ellos Reporte Inmobiliario y Pichon Riviere & Diaz Bovillo organizan New Location 2007, foro de formación e información con la primera agenda preacordada de negocios que se celebra en la Argentina.

© ReporteInmobiliario.com, 2003-2007, Lunes 12 de noviembre de 2007.





.
Puntuación Promedio: 4.66 - votos: 9
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Valor metro cuadrado por manzana

Suscribete a nuestro newsletter semanal