Informes > TASACIONES > Se puede tasar la propiedad intelectual? Precios inmobiliarios

Se puede tasar la propiedad intelectual?

El intelecto es un objeto inmaterial que se ve representado por los objetos materiales que describe el artículo 1º de la ley 23741 y que permite las valuación o tasación de dicho intelecto a través de sus obras.




Tasaciones



PROPIEDAD INTELECTUAL – LEY NACIONAL Nº 11.723 modificada por LEY NACIONAL Nº 23.741
Los derechos patrimoniales son aquellos, como ya hemos dicho, que sirven para la satisfacción de las necesidades económicas del titular y que son apreciables en dinero. Por tradición se dividen en tres categorías :
1) Derechos Reales
2) Derechos Personales
3) Propiedad Intelectual
Propiedad Intelectual : se trata de una tercera categoría de derechos patrimoniales de naturaleza sui-generis. Puede definirse como un derecho a la explotación económica temporaria de la obra o idea intelectual.
El artículo 2º de la ley Nº 11.723 nos dice : “ El derecho de propiedad de una obra científica, literaria o artística, comprende para su autor la facultad de disponer de ella, de publicarla, de ejecutarla, de representarla y exponerla en público, de enajenarla, de traducirla, de adaptarla o de autorizar su traducción y de reproducirla en cualquier forma”.
El intelecto es un objeto inmaterial que se ve representado por los objetos materiales que describe el artículo 1º de la ley citada y que permite las valuación o tasación de dicho intelecto a través de sus obras. Son éstas, las Obras, en sus diferentes manifestaciones (art. 1º) las que exteriorizan al público en general, a la sociedad, la expresión del autor, y su mayor o menor recepción señalan la aceptación que han tenido. La propiedad intelectual es expropiable, como lo expresa el artículo 4º de la Ley Nacional 21.499 (ley nacional de expropiación) y leyes provinciales : “ Pueden ser objeto de expropiación todos los bienes convenientes o necesarios para la satisfacción de la utilidad pública, cualquiera sea su naturaleza jurídica, pertenezcan al dominio público o al dominio privado, sean cosas o no”.
La utilidad pública no solo comprende la ejecución de obras públicas (calles, puentes, diques, etc.) sino también la satisfacción espiritual del ser humano (esculturas, pinturas, libros, música, etc.) a través de las obras literarias, artísticas, científicas, etc. Además, el artículo señala “sean cosas o no”, es decir, si bien las obras son cosas (art. 2311 C.C.) el intelecto humano no (art. 2312 C.C.), por lo cual encuadra en lo dispuesto por el artículo 4º.
Ahora bien, toda la producción intelectual recae sobre cosas y en consecuencia son valuables o tasables al ser susceptibles de valor y se encuentran protegidas por el derecho común, como lo dispone el artículo 12º de la ley 11.723 : “ La propiedad intelectual se regirá por las disposiciones del derecho común, bajo las condiciones y limitaciones establecidas en la presente ley.”
Luego es factible la tasación de la Propiedad Intelectual a través de las obras de su producción, sean éstas esculturas, pinturas, libros, etc., cuyo procedimiento se enmarca en las metodologías particulares y especiales que cada caso requiere.
Como todas las obras de la propiedad intelectual son cosas y éstas susceptibles de valor (art. 2311 C.C.), y se encuentran en el mercado, su tasación es factible, claro está que lo será por los expertos o especialistas en obras de arte, en literatura, en música, etc., que indirectamente le darán valor a la propiedad intelectual.
Para comprender mejor lo expuesto, haremos una relación entre el Derecho Real de Dominio y la Propiedad Intelectual.
Como hemos visto en páginas anteriores, el derecho real de dominio establece una relación directa entre la cosa y su titular. Pero el derecho en si es un objeto inmaterial, un bien, un intangible, que se manifiesta a través de las acciones que realiza quien lo posee. El código nos dice que este derecho existe cuando una cosa se encuentra sometida a la voluntad y acción de una persona, y la voluntad se manifiesta a través de actos y acciones humanas, como por ejemplo el deslinde en el caso de inmuebles, que representa el poderío de dicho derecho.
Estas expresiones de voluntad solo se pueden manifestar dentro del ámbito territorial que el propio derecho delimita, porque, en nuestro caso el inmueble, es un objeto de extensión territorial continua y solo se interrumpe esa continuidad al definir los límites que lo encierran .
En consecuencia, cuando tasamos el inmueble tierra (inmueble por naturaleza) cuyos límites han sido definidos por el derecho de dominio plasmado en un instrumento público llamado escritura (inmueble por su carácter representativo), estamos también tasando ese objeto inmaterial susceptible de valor que es el Derecho Real de Dominio, aunque el mismo no coincida exactamente con la posesión real que tiene el titular, razón por la cual dimos tanta importancia a la mensura, cuya representación cartográfica en el plano muestra justamente esas diferencias.
La Propiedad Intelectual puede asimilarse a un objeto inmaterial, intangible, es el intelecto humano no visible pero susceptible de valor, que se manifiesta a través de las obras e ideas de su autor. El intelecto es algo en potencia, que todos tenemos pero que algunos manifiestan.
Pero esa manifestación debe ser trascendental, es decir, ponerse a consideración de la sociedad, ser conocida por todos, para su consideración y crítica. Si no trasciende, no hay valor, aún cuando se trate de un gran invento, pues no puede saberse su importancia o aplicación por desconocimiento del mismo.
Si bien se define esta propiedad como un derecho “ sui-generis”, no podemos negar lo abstracto de la misma ni su existencia, pues ambas existen.
Esto significa que cuando tasamos la obra del intelecto (pintura; escultura; música; etc.) estamos tasando el intelecto mismo, es decir, tasamos la propiedad intelectual. Dos libros de distintos autores editados en la misma editorial, con los mismos materiales, la misma cantidad de hojas, etc., tienen distinto valor si la trascendencia de uno de ellos es mayor que la del otro. Compárese por ejemplo “ Harry Potter” con “ El Señor de los Anillos”.
Dos pinturas de distintos autores tienen valores distintos, dependiendo ello no solo de lo que la pintura representa, sino de quien es su autor. Compárese por ejemplo “Miguel Angel” con “ Leonardo Da Vinci”. Cuando tasamos la obra estamos tasando la propiedad intelectual, porque ella está representada en ésa obra.
Hay entonces una relación comparativa entre el Dominio y la Propiedad Intelectual : 1) La tasación de los objetos que se relacionan directamente con cada uno de estos derechos, implica la tasación del derecho.
2) Estos derechos se expresan mediante actos o hechos de los titulares de los mismos para poder evidenciar su existencia.
3) Ambos se ejercen sobre cosas.


Wilfrido Daniel López*
wilfrido@unsj.edu.ar

© ReporteInmobiliario.com, 2003-2007, Lunes 6 de Agosto de Julio de 2007.

* es Ingeniero Agrimensor egresado en la Universidad Nacional de Cuyo, Argentina. Master Universitario Internacional de la Tasación y Valuación de la Universidad Politécnica de Valencia, España. se desempeño como: Jefe del Departamento Económico de la Dirección de Catastro de la Provincia de San Juan. Director de la Dirección de Geodesia y Catastro de la Provincia de San Luis. Secretario General del Consejo del Catastro. Vicepresidente y Presidente del Tribunal de Tasaciones de la Provincia de San Juan

.
Puntuación Promedio: 4.8 - votos: 5
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Suscribete a nuestro newsletter semanal