Informes > REMATES > Es negocio comprar en remate? SUBASTAS

Es negocio comprar en remate?

La compra de inmuebles en remates judiciales no siempre es un buen negocio. Es imprescindible el conocimiento previo de la propiedad, del expediente judicial y de los valores de mercado.



Este particular canal de compraventa inmobiliario se caracteriza por que las ofertas de precio de la propiedad que se vende son realizadas a viva voz por las personas presentes en el lugar y fecha designado para ese acto por la autoridad judicial que tramita el expediente por el cual se procede a la venta del inmueble.

Históricamente siempre fue un canal poco habitual para compradores particulares, que no fueran inversionistas y/o gente relacionada al mercado de subastas. En los últimos dos años de la mano de la introducción de mayores comodidades y medidas de seguridad en los ámbitos de remates judiciales en Capital Federal, creció el interés de compradores no habituales.

Ahora bien, siempre se obtienen precios ventajosos por debajo de lo que se pagaría en el mercado normal de compraventa? La realidad de las subastas de los años 2002/2003 ha demostrado que no se debe generalizar y que no siempre esto ocurre. En no pocas oportunidades el precio ofertado por una propiedad supera aún al de mercado.

Si se pretende ofertar por una propiedad en subastas judiciales, es sumamente importante cuanto menos seguir estás breves sugerencias:

Consultar el edicto judicial de remate. En el constan las principales características de la propiedad, de sus condiciones de ocupación, la fecha y horario de venta, si existe base mínima de precio, el porcentaje a cuenta de precio que debe abonarse en el momento de la subasta, las distintas comisiones e impuestos que deben abonarse, etc.

Consultar, el expediente judicial. De él en muchos casos, surgen cuestiones que pueden impactar en los tiempos de entrega de la propiedad, entre otros. En casos en que se tengan dudas sobre el particular seria conveniente recurrir al asesoramiento de abogados.

Visitar la propiedad en los días y horarios habilitados para hacerlo, para constatar las condiciones de estado de mantenimiento y evaluar la inversión adicional en que debería incurrirse para efectuar las reparaciones del inmueble.

Consultar y asesorarse sobre el valor de mercado de la propiedad.

Ante cualquier duda ponerse en contacto con el martillero a cargo de la subasta, haciéndole conocer la intención de pujar en la misma.

Ser racional en la puja de precios. Concurrir a la subasta con un precio tope que se estaría dispuesto a pagar y no entrar en la vorágine que se puede desatar ante la presión de otros oferentes.



© ReporteInmobiliario.com, Octubre 2003.



Nota: ANALISIS REALIZADO POR REPORTEINMOBILIARIO.COM
.
Puntuación Promedio: 3.92 - votos: 100
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Suscribete a nuestro newsletter semanal