Informes > OFICINAS > WeWork, un nuevo modelo de negocio inmobiliario MARKETING REAL ESTATE

WeWork, un nuevo modelo de negocio inmobiliario

Patricio Fuks, CEO de WeWork Latinoamérica, nos describe las claves de este nuevo negocio. El crecimiento del modelo, su funcionamiento y las tarifas según las necesidades.



WeWork buenos aires


Que la tecnología ha cambiado el mundo ya no es una novedad, pero que los cambios seguirán mucho más allá de un dispositivo, y hasta la vida real se irá modificando de acuerdo a nuevas costumbres y posibilidades, si es un hecho que sorprende día a día.

Entre las modificaciones que ya se palpan en la cotidianeidad, uno de ellas se vive en las oficinas. Un negocio tradicional donde la innovación parecía no tener cabida, pero que a partir de la creación de WeWork, en 2010, ha surgido un nuevo concepto que hace mucho más ameno el trabajo y más fácil la forma de relacionarse. Tal vez esta sea la disrupción más importante en el mundo no virtual de los últimos años.

WeWork es una compañía que en poco más de seis años se convirtió en una de las de mayor crecimiento en el mundo, con una cotización que supera los 23 billones de dólares, con 200 locaciones, en 64 ciudades de 20 países.

Patricio Fuks está al frente de WeWork Latinoamérica desde hace poco más de un año. Fue elegido como CEO de la región que, al mismo tiempo, es una de las más vertiginosas, con 35 nuevos proyectos desarrollados en cuestión de meses.

En Reporte Inmobiliario lo entrevistamos de regreso de un viaje por Brasil, lugar donde también recogió varias anécdotas y nuevas experiencias. Lo cierto es que, de cada viaje que realiza para conocer un proyecto del grupo o en cada reunión de trabajo que se genera, Fucks trae muchas historias nuevas que permiten comprender y dar, cada vez más valor, a estos nuevos espacios de trabajo.

-RI: ¿Cómo es tu inicio en WeWork?

-PF: Ingresé como CEO de la compañía en julio del año pasado, asumiendo la responsabilidad en una de las regiones que más crece. Tenemos presencia en México, Santiago de Chile, Brasil y Bogotá, entre otras ciudades, con más de 15.500 m2 instalados. En el caso de la Argentina contamos con un edificio en Esmeralda 950, Torre Bellini, y otro en Vicente López.

-RI: ¿Cuál es el perfil de las empresas que se instalan en WeWork?

-PF: Hay todo tipo de perfiles, desde compañías que toman 5 pisos, como lo hizo Santander en México, hasta un abogado que instala su propio estudio. Una tendencia notable es que las grandes corporaciones elijan cada vez más estos lugares, porque realmente se sienten cómodos. Hoy, el 30% son grandes compañías.

-RI: ¿Cuáles son las ventajas comparado con una oficina tradicional?

-PF: Hay muchas. Se trata de la manera de trabajar, se crean comunidades, se conoce gente nueva todos los días. Somos 180.000 miembros en todo el mundo los que formamos parte de esta marca.
Otra ventaja es que al ser miembro podes usar las instalaciones de todo el mundo. Si estas en San Pablo o Nueva York, con solo reservar una sala, tenes asegurado durante un viaje un espacio para recibir gente.

-RI: Cuando se alquila una oficina tradicional hay un contrato con un plazo por cumplir. En este caso ¿cómo se establece la relación?

-PF: En este caso se acuerda mediante una membresía que se abona por persona. Se tiene que pagar como si fuera la cuota de un gimnasio, que es baja, y te da la posibilidad de ampliarte y conocer nuevos clientes todos los días. Además hay una onda espectacular entre todos.
Otro dato importante es que no se invierte dinero para decorar, porque te dan las oficinas armadas. Con un costo básico de una membresía de 350 dólares tenes tu espacio.

-RI: Cuando hablas de WeWork, te referís a un lugar que es mucho más que un espacio de trabajo. ¿Como lo definirías?

-PF: Justamente, es mucho más que un espacio de trabajo, por eso crece tanto en el mundo. Nosotros no somos un coworking, sino que creamos comunidades. Cada empleado es un miembro, por eso se arman los paquetes a medida según cada persona o empresa.
De acuerdo a las necesidades se diseña el plan: no es lo mismo que sean 10 miembros a una empresa que tiene 140 personas.
La membresía se renueva mensualmente. Solo en algunos casos que las oficinas se diseñan a medida, los plazos se establecen de otra forma, pero en general quienes quieren esa adecuación son las empresas con más de 100 o 200 miembros. De todos modos, si bien personalizamos espacios, siempre se conserva nuestra idea de tener mucho vidrio, sin paredes de ladrillo y muchas transparencias.

WeWork buenos aires


-RI: ¿Cómo fue tu paso del mundo del real estate tradicional a este nuevo concepto de negocio?

-PF: Estuve en el mundo hotelero durante 15 años, y lo que tomo de ahí, es que a nuestros miembros debemos tratarlos como huéspedes. Ese es el gran valor de WeWork, el trato a los miembros, y eso es lo que marca la diferencia entre una cadena hotelera y otra, o lo mismo cuando hablamos de este negocio de oficinas.
Acá no se trata a la persona como cuando alquila una oficina, que nunca más se tiene relación. Existe la categoría de Comunity Manager que son los encargados de la comunidad, quienes se acercan a los miembros y generan relaciones.
Además, con esta figura tan importante dentro de WeWork, ayudamos a generar negocios entre los mismos miembros. Si alguien necesita algún servicio le recomendamos alguien de nuestro espacio, y así se va ampliando la cadena. Hay muchos ejemplos. Por ejemplo un cliente que producía vinos posteó su actividad y se vinculó rápidamente con un importador de Londres. Ahora exporta sus vinos a ese mercado. Se trata de ayudar a resolver sus necesidades, y ese es el gran quiebre que hizo WeWork y la diferencia con cualquier espacio de coworking. Acá hay una verdadera interacción.
Hay un dato clave para resaltar: la comunidad es lo que hace el valor agregado de WeWork.

-RI: ¿Hay edificios temáticos, o se mezclan todos los rubros?

-PF: Creo, y esto es una opinión personal, que la diversidad es lo que hace que la comunidad funcione. Si fuese temático sería menos importante, porque quien vende servicio a quien. Se puede dar en algunos lugares pero la diversidad es lo que crea riqueza a esta comunidad.
Personalmente, no iría a un lugar donde todos hacen lo mismo, porque hay más competencia. El éxito tiene que ver con la diversidad de la comunidad de encontrar industrias diferentes con gente que te da visiones diferentes de negocios.

-RI: ¿Cuánto sale desembarcar en We Work?

-PF: En la Argentina hay cuatro tipos de espacios para ser miembro. La oficina personalizada, que es para empresas de 50 a 500 empleados. En este caso se define el espacio según las necesidades de la compañía y el costo varía de acuerdo al tipo de personalización.
En Torre Bellini, la oficina privada arranca con precios desde $5.600 por mes. Son espacios cerrados, listos para mudarse con escritorios, sillas y armarios.
Están también los escritorios dedicados, que salen desde $4.400 por mes, donde se ocupa un escritorio en un espacio compartido, pero siempre se accede al mismo lugar.
Por último el Hot Desk, con un precio desde $3.200 por mes, que es un espacio de trabajo garantizado en un área común de las instalaciones. Allí se lleva la propia notebook y se elige un lugar disponible para trabajar.

WeWork buenos aires


© ReporteInmobiliario.com, 2003-2017, viernes 15 de diciembre de 2017

.
Puntuación Promedio: 4.9 - votos: 10
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Suscribete a nuestro newsletter semanal