Informes > MARCO LEGAL > Registro de obras en GCBA: cuando las buenas intenciones no alcanzan Construcción en Buenos Aires

Registro de obras en GCBA: cuando las buenas intenciones no alcanzan

Los inconvenientes en los permisos de las obras en la ciudad de Buenos Aires no terminan de resolverse. Los atrasos frenan inversiones en desarrollos inmobiliarios. Escribe Arq. Magdalena Eggers




permisos de obras en GCBA



Hace exactamente veinte años publicaba una nota de opinión en un diario de tirada masiva en la que comentaba el tortuoso trámite que se debía recorrer en la ciudad de Buenos Aires para obtener un permiso para construir. Releyéndolo compruebo con tristeza que las cosas mucho no han cambiado, por lo menos en esencia.

En pleno siglo XXI, la informática –que nos ha cambiado la vida–nos facilita muchísimas herramientas para mejorar operatividad, facilitar trámites, ahorrar tiempos y socializar rápidamente la información. Con ese sentido, el tan sobrevalorado Ministerio de Modernización ha arribado a esa dependencia en la que se registran los planos, transformando en digital todo el proceso de presentación de expedientes, como ya se hace desde hace muchísimo tiempo en otros organismos estatales y en otras ciudades del interior, y en el exterior.

Gracias a esta “modernización” sólo evitamos colas o gasto en papel, pero el problema de fondo persiste. El sistema operativo muchas veces no funciona, o funciona mal, o está tan mal diseñado que ni los mismos agentes lo pueden controlar. Ni mencionar los expedientes que quedaron en algún depósito a la espera de que sean escaneados: no sólo puede demorar varios meses ese procedimiento, sino que se corre el riesgo de que el resultado sea ilegible y se pierda para siempre, ya que una vez digitalizado el papel se destruye.

Para remedar estos inconvenientes anunciaron el mes pasado con bombos y platillos que se creaba un “trámite rápido” para agilizar ciertas gestiones cumpliendo requisitos específicos. Pero como casi todo lo que se propone, sin pautas concretas y estudiadas para implementarlo, solo suma peso en la burocracia que se acumula como bolsas en los estantes de las normativas. Lo comprobé personalmente en presentaciones que deberían haberse registrado en diez días hábiles: ya llevan un mes de presentados y ni siquiera salieron de la Mesa de Entradas. Y como estos expedientes pueden recibir “observaciones”, van a permitir el mismo mecanismo que quieren evitar: la forma de “demorar” el trámite en lugar de ceñirse a lo que estrictamente debería ser el objeto de este control, que el proyecto sea viable.

A pesar de la voluntad por mejorar las cosas, la falta de respuesta a los contribuyentes ante los problemas que se presentan parece indicar lo contrario. Tampoco se ha planteado la sensatez de graduar los requisitos de acuerdo a la magnitud del caso: para construir 40 m2 piden la misma documentación que para una obra de 8000 m2.

Es pública y ostensible la noticia de que la industria de la construcción se encuentra desalentada; y una lástima que los gobernantes sean colaboradores implícitos en esta situación: para iniciar una obra se deben aguardar meses tal vez porque un certificado está mal expedido por el GCBA, o se le observó que falta indicar la altura de una baranda en un plano que según la ley sólo se registra porque el profesional declara que conoce y cumple todas las normas. Y no hablemos del intento de subdividir en propiedad horizontal que permite reinvertir y seguir la rueda: cayó en un pozo desde septiembre de 2014 que hace que se transforme en una carrera de obstáculos en la que los que ganan no siempre son los que hacen todo bien, merced al requisito de tener inspección final aprobada con todos los tiempos que lleva cada movimiento como ya pudimos ver.

Además de tener buenas intenciones para solucionar estos temas, se deben proyectar modificaciones analizando sus alcances y posibles consecuencias, consensuar criterios y propuestas con las asociaciones profesionales, y contar con personal capacitado para ejecutarlas. No sea que dentro de veinte años se siga escribiendo sobre estos mismos problemas de fondo no resueltos.


Arq. Magdalena Eggers
Directora de ARETÉ en Proyectos Inmobiliarios
meggers@arete-pi.com.ar

© ReporteInmobiliario.com, 2003-2016, jueves 22 de septiembre de 2016

PUBLICA GRATIS TUS INMUEBLES

.
Puntuación Promedio: 4.55 - votos: 18
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Suscribete a nuestro newsletter semanal