Informes > ARQUITECTURA > La vida en menos de 30 metros cuadrados Construcción en Buenos Aires

La vida en menos de 30 metros cuadrados

Mientras día a día crece el déficit habitacional en Buenos Aires los códigos obligan a una vivienda cada vez más grande. Menos puede ser más. Los minidepartamentos pueden ser una solución. Escribe Arq. Augusto Penedo, presidente del CPAU.




Valores por m2 en Buenos Aires


«No guardo nada». Se decidió por un monoambiente de 25 m2 porque se percató de que su “capacidad de ahorro es inferior al aumento del precio de los departamentos” Carola Álvarez lo compró por 18.500 euros y ahora está a punto de venderlo por un numero que le permitirá pagar el anticipo de un habitáculo «decente». En los años en que ha estado lo que más lamenta es no haber podido aumentar su biblioteca.

José Luis Hernández adquirió su piso de 27 metros hace 20 años. Le costó 24.000 euros y su valor ahora es de 210.000. Vive con su mujer y admite sonriendo que intentan no enfadarse mucho «porque no tienes dónde esconderte».

Estos dos ejemplos tomados de un par de relatos risueños en España, da señalada muestra de cómo una sociedad enfrenta los problemas sin engañarse.

Si lo que tengo es escasez de recursos para comprar una unidad de vivienda en la ciudad, que me permita estar cerca de las mejores condiciones de vida que te ofrece la región, (esto es vivir en Buenos Aires), tengo que encontrar la manera de poder resolver el problema, no tengo ni que perder tiempo de discutir sobre la vivienda digna que no debe tener menos de 40 m2,…bla, bla, bla, etc, sino que tengo que encarar una solución: a través de proyectos bien resueltos con superficies mínimas y accesibles económicamente a una franja importante de la población que quiere ser urbana. …Y sobre esto mucho tenemos para decir los arquitectos.

El desafío hoy esta en ver como se encara el tema de la vivienda minima, accesible económicamente, en la ciudad de Buenos Aires, los minidepartamentos.

Para todo esto, será necesario empezar por revisar normas que tienen que ver con la densidad, la edificabilidad y los usos; flexibilizar algunas, modificar otras, e incluso eliminar unas cuantas.

Se debe reflexionar y hacer formulaciones sobre nuevas tipologías de vivienda. Habrá que encarar los temas con criterios innovadores, desprendiéndose de prejuicios y de paradigmas hoy antiguos, y que en el caso de Buenos Aires, lo único que ha conseguido, es que una parte importante del crecimiento sea espontáneo e informal, y la mayoría de las veces indigno e injusto. (villas de emergencia e inquilinatos)

Resulta necesario revisar las Normas de habitabilidad: las dimensiones mínimas, quizás algunas de las Normas de accesibilidad.

Ciudades como Montevideo o Nueva York seria interesante que fueran tomadas como referencia: El New York Times ha hecho hace un par de años un concurso, para promover unos tipos de viviendas flexibles en 24m2, con el objeto de poder hacerlas accesibles a sectores importantes de su población de clase media.


microdepartamentos en nueva york


En Montevideo, por caso, la vivienda mínima es de 25m2 y los monoambientes de 19.40m2. Los baños tienen lado mínimo de 1,20m2, con ducha, la bañera es opcional (Sección 3.4, de los locales. Modificación Ordenanza 7210/01, Normativa general de edificación).

Hasta en Buenos Aires mismo existe un antecedente ejemplar. En el Código de 1944, la vivienda minima era de 16m2 la habitación, el baño de acuerdo a la cantidad de artefactos y la cocina minima era de 1,60m2. No había balcón.


viviendas minimas


Presumo que nos vendrán con la milonga que esa no es una vivienda decente pero les aseguro que lo es para aquel que podrá aspirar a vivir en la ciudad de Buenos Aires, donde esta la mayor cantidad de oferta de trabajo del país, las mejores condiciones para acceder a la salud, la educación, la recreación y la cultura.

Como ya ocurrió en los años 40, se recrearía una migración como la que permitió que los habitantes de los conventillos pudieran aspirar a comprar o alquilar departamentos en esos edificios racionalistas tan bonitos que vemos por Balvanera, San Cristóbal o Caballito. Tan es así que si se revisan ejemplos de la época nos podemos sorprender, como por ejemplo con los dos monoambientes del centro de la planta del edifico Eucaliptos en la calle Virrey del Pino, obra de Ferrari y Kurchan

Al endémico problema del déficit de vivienda, que se hace más acuciante en el entorno de las grandes ciudades hay que encontrarle solución. Todas las políticas de los últimos 40 años, en el mejor de los casos solo han logrado mitigar el problema de manera circunstancial en algunos momentos. Pero poco más.

La solución es urbana, esta en las ciudades y pasa por los edificios de vivienda multifamiliar, en eso debemos centrarnos. Autoridades, funcionarios, desarrolladores y todos los profesionales de la construcción, debemos ir al frente con esas premisas.

En el urbanismo actual, hoy se piensa que la ciudad será densa, más eficiente, más igualitaria y más sustentable, pero se complica un poco, porque a su vez, parece seguro que globalmente se iniciara un periodo donde lo característico será la escasez. Es curioso como estos temas surgen desde Nueva York, Tokio, Buenos Aires, o Mumbay. En algunos casos, la escasez es de suelo, de espacio, en otros, como en el nuestro, es de recursos, y en otros, la combinación de ambos.

Habrá que buscar soluciones fuera de lo convencional a estos, y a otros problemas nuevos que seguro surgirán, y habrá que buscarlas utilizando la inteligencia y la imaginación, dos valores a los cuales debemos darles una oportunidad. Y en eso los arquitectos y urbanistas tenemos mucho que aportar.

Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo (Einstein)

Arq. Augusto Penedo
Presidente del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU)

© ReporteInmobiliario.com, 2003-2016, viernes 16 de septiembre de 2016

.
Puntuación Promedio: 4.12 - votos: 24
Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

REPORTE INMOBILIARIO TV

Informate al instante

Reporte Inmobiliario

Suscribete a nuestro newsletter semanal